Principios éticos que orientan el trabajo

Confidencialidad:

La consulta se desarrolla bajo el respaldo del secreto profesional, brindando garantías a quien consulta de que la información que trae será tratada con absoluta reserva.

Respeto y Seriedad:

Consultar es una decisión consciente, madura y responsable, por ello el objetivo es acompañar a pensar la situación que desencadena la consulta y algunas alternativas posibles con la seriedad y respeto que se merece cada situación.

Compromiso con la tarea:

La consulta se lleva adelante con un fuerte compromiso con el trabajo, entendiendo la importancia que tiene cada situación para quien consulta.